skip to main content
 Tratar y Mantener

Historia de dos tipos de tos

La tos es probablemente el signo más común de la temporada de resfriados o gripe. ¿Sabía que hay sutiles diferencias entre los tipos de tos y cómo tratarlas? Para proporcionar un alivio máximo para que usted pueda continuar con su día, aprenda a detectar las diferencias que le ayudarán a encontrar la medicina correcta para su resfriado o gripe.

 

Cuando se trata de los síntomas del resfrío y la gripe, hay dos tipos principales de tos: tos de pecho y tos seca.

Tos seca
Una tos seca, por definición, es improductiva. Es causada por el aumento de la sensibilidad de los nervios las vías respiratorias, y es a menudo el resultado de la irritación (tos = más tos).

Cómo tratar la tos seca:
El tratamiento para la tos seca con supresores tales como el Dextrometorfano, disminuye tanto la frecuencia como la intensidad.

Tos de pecho
Una tos de pecho puede ser productiva o improductiva. Es causada por el exceso de mucosidad en las vías respiratorias, o la estimulación de los nervios de las vías respiratorias para inducir la sensación de dolor, la presión y la congestión, y suele ir acompañada de tos inducida por la irritación.

Cómo tratar la tos de pecho:
Trate la tos de pecho con expectorantes para acelerar la eliminación de la mucosidad y/o hidrate las vías respiratorias para calmar los nervios de éstas. La tos de pecho puede o no ir acompañada de expectoración del exceso de mucosidad. En general, en las infecciones no complicadas del tracto respiratorio superior, hay mínima evidencia de exceso de moco. El tratamiento sugerido para esta condición es un agente hidratante, como la guaifenesina.